Aquí soy sólo el hámster

$2.400,00
Aquí soy sólo el hámster $2.400,00

Friedbert Stohner, Hildegarg Muller
Aquí soy sólo el hámster
UnaLuna

Páginas: 128
Formato: 12 x 21 cm
Peso: 0.28 kgs.
ISBN: 9789871849130
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2014-11-01
Colección: Serie Azul

Cada uno de los tres reconocidos escritores alemanes que participan en este proyecto da voz a un animal de compañía. Una curiosa propuesta en la que el perro, la gata y el hámster se cuelan en los títulos de sus compañeros para construir una única y delicada historia a varias voces que te invita a observar el mundo con otros ojos. Oleg, el pequeño hámster, sabe exactamente cómo manejar a sus dueños. Conoce a los huma-nos como la palma de su pequeña pata. Nada escapa su control y sabe exactamente cómo hacer para obtener lo que quiere. Pero, ¿cómo lo hace? “Para decirlo de entrada: a nosotros los hámsters nos agradan los humanos. ¿Por qué? Porque son tan maravillosamente fáciles de educar. Te trepas a la puertita de la jaula y enseguida te sacan. Haces temblar un poco los pelos de tus bigotes y enseguida te acarician. Les muestras tus dientecitos, abriendo bien grande los ojos, y en menos de un segundo te traen las mejores delicias. ¡Intenta hacer eso con un gato!” Descubre los líos que un pequeño hámster puede provocar en esta divertida historia editada por UNALUNA.

Friedbert Stohner, Hildegarg Muller
Aquí soy sólo el hámster
UnaLuna

Páginas: 128
Formato: 12 x 21 cm
Peso: 0.28 kgs.
ISBN: 9789871849130
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2014-11-01
Colección: Serie Azul

Cada uno de los tres reconocidos escritores alemanes que participan en este proyecto da voz a un animal de compañía. Una curiosa propuesta en la que el perro, la gata y el hámster se cuelan en los títulos de sus compañeros para construir una única y delicada historia a varias voces que te invita a observar el mundo con otros ojos. Oleg, el pequeño hámster, sabe exactamente cómo manejar a sus dueños. Conoce a los huma-nos como la palma de su pequeña pata. Nada escapa su control y sabe exactamente cómo hacer para obtener lo que quiere. Pero, ¿cómo lo hace? “Para decirlo de entrada: a nosotros los hámsters nos agradan los humanos. ¿Por qué? Porque son tan maravillosamente fáciles de educar. Te trepas a la puertita de la jaula y enseguida te sacan. Haces temblar un poco los pelos de tus bigotes y enseguida te acarician. Les muestras tus dientecitos, abriendo bien grande los ojos, y en menos de un segundo te traen las mejores delicias. ¡Intenta hacer eso con un gato!” Descubre los líos que un pequeño hámster puede provocar en esta divertida historia editada por UNALUNA.