La plaza de los chicos rubios

$1.300,00
La plaza de los chicos rubios $1.300,00

Eduardo González, Osvaldo Aguirre
La plaza de los chicos rubios
Norma

Páginas: 208
Formato: 14 x 21 cm
Precio: $ 1300.00
Peso: 0.23 kgs.
ISBN: 9789875456822
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2015-03-01
Colección: ZONA LIBRE

Luis sigue trabajando como redactor en el diario. Un día recibe la visita de una señora que busca a un chico desaparecido: Julio es peruano, igual que su madre. Luis recibe el encargo de investigar el caso. Pero cuando Julio aparece asesinado en un local del barrio del Abasto, la situación da un giro policial. Una asociación de inmigrantes peruanos; un grupo de patovicas filonazis la policía y Fátima, una inquietante compañera de Julio, serán las piezas de un rompecabezas que Luis intentará ordenar. Pero al acercarse a los responsables cruzará los límites del poder y deberá enfrentarse a un gran peligro. El protagonista de Graffiti ninja está de vuelta. Es un periodista de ley que, mientras lee Rodolfo Walsh y reflexiona sobre el rol social de su profesión, no dudará en involucrarse con tal de llegar a la verdad.

Eduardo González, Osvaldo Aguirre
La plaza de los chicos rubios
Norma

Páginas: 208
Formato: 14 x 21 cm
Precio: $ 1300.00
Peso: 0.23 kgs.
ISBN: 9789875456822
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2015-03-01
Colección: ZONA LIBRE

Luis sigue trabajando como redactor en el diario. Un día recibe la visita de una señora que busca a un chico desaparecido: Julio es peruano, igual que su madre. Luis recibe el encargo de investigar el caso. Pero cuando Julio aparece asesinado en un local del barrio del Abasto, la situación da un giro policial. Una asociación de inmigrantes peruanos; un grupo de patovicas filonazis la policía y Fátima, una inquietante compañera de Julio, serán las piezas de un rompecabezas que Luis intentará ordenar. Pero al acercarse a los responsables cruzará los límites del poder y deberá enfrentarse a un gran peligro. El protagonista de Graffiti ninja está de vuelta. Es un periodista de ley que, mientras lee Rodolfo Walsh y reflexiona sobre el rol social de su profesión, no dudará en involucrarse con tal de llegar a la verdad.